EE. UU detiene embarques de azúcar del Central Romana por trabajo forzoso contra trabajadores

El personal de Aduanas y Protección Fronteriza de los EE.UU. (CBP, por sus siglas en inglés) a través de una orden de retención paralizará en todos los puertos de entrada de los EE. UU. el azúcar sin refinar y los productos a base de azúcar producidos en la República Dominicana por Central Romana Corporation Limited (Central Romana).

Esta orden será aplicada a partir del 23 de noviembre del 2022.

CBP emitió la orden de Retención de Liberación (WRO), debido a que identificó 5 de los 11 indicadores de trabajo forzoso de la Organización Internacional del Trabajo durante su investigación: abuso de vulnerabilidad, aislamiento, retención de salarios, condiciones de trabajo y de vida abusivas y horas extra excesivas.

“Esta Orden de Liberación de Retención demuestra el compromiso de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los EE. UU. (CBP) de proteger los derechos humanos y los estándares laborales internacionales y promover un mercado global justo y competitivo”, dijo el comisionado interino de la CBP, Troy Miller. “La agencia continuará estableciendo un alto estándar global investigando agresivamente las denuncias de trabajo forzoso en las cadenas de suministro de los EE. UU. y manteniendo la mercancía contaminada fuera de los Estados Unidos”.

En un informe de septiembre de 2022 titulado “Estimaciones globales de la esclavitud moderna: trabajo forzoso y matrimonio forzado”, la Organización Internacional del Trabajo estima que casi 28 millones de trabajadores sufren condiciones de trabajo forzoso en todo el mundo. Las empresas extranjeras explotan el trabajo forzoso para vender bienes por debajo del valor de mercado.

Sostiene que el flagelo de la trata de personas expone a las poblaciones vulnerables a condiciones de trabajo inhumanas como violencia física y sexual, aislamiento, restricción de movimiento, retención de salarios, horas extra excesivas y más.

AnnMarie R. Highsmith, comisionada ejecutiva adjunta de la Oficina de Comercio de la CBP, dijo que la CBP está estableciendo el estándar internacional para garantizar que los bienes fabricados con trabajo forzoso no ingresen al comercio de los EE. UU.

 “Los fabricantes como Central Romana, que no cumplen con nuestras leyes, enfrentarán consecuencias a medida que eliminemos estas prácticas inhumanas de las cadenas de suministro de los EE. UU.”, aseguró Highsmith.

Comparte esto!