Agresión contra periodistas muestra irrespeto contra la prensa y abuso de autoridad contra la autoridad

SANTO DOMINGO, 12 abril, 2022 (ADPRESS).- La agresión contra el Defensor del Pueblo, Pablo Ulloa, y varios equipos de prensa, por parte de agentes de la Dirección General de Tránsito Terrestre (DIGESETT) apostados en el Centro de Retención Vehicular El Coco (El Canódromo), evidencia el abuso físico y verbal, la falta de respeto y consideración que en muchas ocasiones ha tenido la autoridad militar y policial sobre los civiles.

Ulloa y un grupo de periodistas habían acudido al lugar a realizar una inspección, ya que desde siempre ha habido denuncias sobre irregularidades en el manejo de los vehículos que son retenidos por supuestas violaciones a la Ley de Tránsito.

En videos publicados ayer, se observa a agentes policiales golpear y estrujar a Ulloa, mientras otro hombre golpea fuertemente al secretario general de la Defensoría del Pueblo.

Varios periodistas fueron agredidos: al fotógrafo del Listín Diario le rompieron la cámara, retuvieron otras de sendos fotorreporteros, mientras fueron empujados y manoteados varios comunicadores que cubrían la inspección.

Inmediatamente, el funcionario acusó a la coronel Isabelita De Los Santos Pérez, encargada del centro, por haber asumido la agresión de la que fueron víctimas. Más tarde, De Los Santos fue destituida del cargo por la DIGESETT.

Ulloa dijo además que iría a la Fiscalía a interponer una querella contra la directora del canódromo, por la “lastimosa y flagrante” violación a la Ley 19-01, que crea el Defensor del Pueblo.

Comparte esto!