El futuro del periodismo

Las sociedades evolucionan de manera constante y la forma de hacer periodismo no será la excepción. Hace algunas décadas las noticias se daban a conocer únicamente a través de medios tradicionales (periódicos radio, y televisión), los periodistas debían pasar largas jornadas laborales en las redacciones, para poner a circular las novedades del día a día.

Sin embargo, en la actualidad se puede desarrollar contenido informativo desde cualquier parte del mundo. El Covid-19, les mostró a las sociedades que el trabajo remoto es posible, y que puede ser eficiente, dentro de sus limitaciones, pues las noticias surgen en los espacios comunes.

El futuro del periodismo se vislumbra lleno de esperanza, no obstante, deberá enfrentar algunos retos para llegar a la cúspide de su transformación. Uno de ellos será conectar con las nuevas generaciones, porque, como se ha visto en los últimos años los medios tradicionales han perdido mucho público, pues todas las informaciones están a un click y todos son entes informativos.

El mayor reto de la prensa, será combatir la inmediatez; tener las informaciones al minuto puede resultar atractivo, sin embargo, esta práctica será altamente nociva para el desarrollo de un periodismo responsable y veraz, pues se antepone la rapidez con la que se difunde la noticia a la calidad. 

Ya se ha visto en otros medios de comunicación formas innovadoras de anteponer la calidad, un ejemplo claro es The New York Times, mediante suscripciones pagadas de su contenido en línea, da a conocer informaciones veraces, alejadas, dentro de lo posible, de subjetivismos que sesgan el pensamiento crítico del consumidor, esto evidencia que las personas si, están dispuestos a pagar por contenido que entiendan es confiable, exclusivo y certero.

Esta práctica sería un repunte para el periodismo independiente, pues con la libertad económica existirían menos compromisos amorales y el medio podría tomar una posición crítica, siempre que lo considere pertinente.

Para lograr lo antes expuesto, será necesario crear contenidos innovadores que conecten con el público joven, pues internet es su hábitat natural, por lo que consumen las informaciones a través de las redes sociales, donde no solo son espectadores silentes, también son comentaristas activos durante el desarrollo de la noticia.

A las nuevas generaciones les interesan los temas de corte social, tópicos de vanguardia con los que se puedan identificar,  afines con sus criterios y que respondan a sus intereses, por lo que tendrán mayores niveles de criticidad, exigencia e independencia de pensamiento, por esta razón será tarea de los periodistas del futuro apalear la falta de interés noticioso, integrando un lenguaje llano y el uso de la síntesis.

Comparte esto!